Nicho de mercado | Atrás

Hagamos recuento.

Tenemos: Cremas y limas para los talones, potingue para las uñas de los pies, depiladoras para las piernas, crema para las rodillas y codos, alisador de vientre y muslos, blanqueador anal y rejuvenecedor vaginal... píldoras para la piel del cuello, reafirmante de pecho y blanqueador de pezones, antiarrugas y contorno de ojos... y el pelo... qué gran fuente de ingresos es el pelo: para el pelo crespo, el pelo sin volumen, graso, sin brillo, para el pelo feo, ¡hasta para el pelo sucio!... un filón, el pelo.

Creí que no quedaba nada, pero sí. Todavía falta El Paladar. Ese es el punto que todavía podemos explotar. Tenemos que inventar una crema que blanquee, hidrate y tonifique el paladar de las mujeres (el de los hombres está perfecto). Sería un exitazo tremendo. Sólo tenemos que convencer a las mujeres de que sus paladares no son lo suficientemente lisos y juveniles, que no tienen el color adecuado y que podrían estar más tersos. Hacer unos anuncios con chicas guapas enseñando sus paladares perfectos... ¡Yo lo veo!

Nos forraríamos fijo.